POLÍTICA, FÚTBOL Y LATINOAMÉRICA

Opio. Sustancia precursora de la morfina, analgésico potente de los más comunes… el fútbol atenúa las problematicas sociales, culturales y económicas.

Opio del pueblo ←→ fútbol. 

Fútbol masculino ←→ opio 

Lucha latinoamericana por posicionamiento del fútbol. Fútbol como herramienta social, rescate y/u oportunidades.

Corrientes feministas latinoamericanas han tendido más hacia un movimientos activistas más prácticos y combativos, que luchan con las acciones –no solo con las ideas– por las personas cuyos derechos han sido vulnerados.

Cuando he tenido la oportunidad de hablar de fútbol frente a ni ̃nos o jovenes, he realizado el ejercicio de que piensen en fútbol y que me respondan que es lo primero que piensan… sobran los nombres de referentes futbolistas, equipos o selecciones masculinas… un ejercicio tan básico y para nada ingenioso refleja lo que significa el fútbol en este país, en este mundo y para muchas instituciones, facultades y estados y gobiernos. Siendo este el significado, existe un manejo importante de la información y comunicación de las personas, con lo que ocurre en nuestro país. Sin ir más lejos, es increíble cuando se está discutiendo cualquier proyecto de ley u ocurre algo en el país para desviar la atención a estos hecho con fútbol o utilizar de alguna u otra manera el fútbol como ejemplo. Todo lo anterior está netamente relacionado con el fútbol de hombres, invisibilizando los años y luchas que llevan practicando al fútbol las mujeres, sobre todo cuantas han tenido que dejarlo por no contar con el apoyo institucional e incluso, muchos años, familiar.

Tengo la esperanza de que el fútbol de mujeres aún conserva el espiritu más importante del fútbol, ya que no se encuentra “manoseado” como el de hombres, no existen apuestas truchas, no se gastan cantidades astronímicas de dinero en un sueldo o traspasos, es una herramienta social muy importante para potenciar, empoderar y formar mujeres, también podemos decir que jugamos por que nos apasiona y no por llevar el auto del año y así unas cuantas cosas más.

Tengo una crisis interna en como sueño y espero un fútbol de mujeres para el futuro… porque si hay algo que me desagrada del futbol de hombres es todo lo que ya mencioné y espero con anhelo que no ocurra lo similar con el de mujeres. Espero que los niños no crean que siendo exitosos por el fútbol, tengas la libertad de ser y hacer con el resto del mundo lo que quieras, de inflinguir normar, de pasar por alto leyes… etc, solo por tener un talento deportivo y competitivo. Desde la creación de ANJUFF e incluso antes, sensibilizo con las condiciones extremas, duras y muchas veces las vulneraciones de derechos que tienen que pasar las jugadoras para poder hacer lo que les gusta. Pasar hambre, pasar frío, no tener instalaciones sanitarias en sus ligares de entrenamientos y partidos, no tener balones, viajas 12 horas de noche para llegar a jugar y volver lo más pronto posible, romperte un hueso, una rodilla, un tobillo y tener que colgar las botas porque no tienes un seguro médico que te cubra los 3, 4 y 5 millones de operación, sumándole también la recuperación con sesiones de kinesiología deportiva. De lo anterior es que sueño y espero se posicione el fútbol de mujeres con todas sus condiciones mínimas para poder competir, que se genere un mercado, pero un mercado rentable para jugadoras más que para S.A y puedan dedicarse a ser fútbolistas, contar con su contrato de trabajo, sueldo y seguro de salud. No quiero ni espero que llegue el día que el fútbol de mujeres sea como el fútbol de hombres, no espero que lo vea la misma gente o los mismo hinchas que ven a los hombres, por que ya bien sabemos lo distinto de las hinchadas y público… no quiero ni jamás he pensado en tener un mercado, como el que lograron instalar en el mundo, con el futbol de hombres. Creo que la escencia fundamental del fútbol está en las mujeres y me da miedo que se pierda en un futuro por querer encaminarnos a lo que es hoy en día, el fútbol de hombres. Las luchas en distintos frentes es la misma… en distintos países se han formado, talvez en unos con más solidez que en otros, gremios de mujeres buscando reinvindicar el fútbol de mujeres. Gracias a ANJUFF he podido acercarme a más de una y saber sus experiencias, buscando enriquecernos y saber que debemos construír juntas un movimiento deportivo y sobretodo social en latinoamérica, luchando con acciones y compartiendolas… hay jugadoras que se han manifestado en los campos de juego, que han dejado su selección, que las han marginado de su selección, que las amenazaron de muerte por hablar y contar un par de verdades de alguna u otra institución, pero ahí estuvieron muchas… mostrando y transmitiendo apoyo, que si quieren callar a una tendrán que callar a más.